Bless libro 1 (Capitulo 2)

Capitulo 2: La luz

Ya se acercaba la hora en la que llegarían de nuevo el sargento cara de perro viejo
y el agente del desorden, Roku había planeado como saldrían los dos de ahí, pero
requería de que los policías abrieran la reja, ”fingiremos que aun estamos encadenados,
luego ellos abrirán para sacarte, en eso tomare las cadenas que tengo y golpeare a ambos,
en eso aprovechas para salir corriendo”, –No se si confiar en un plan como ese– le
decía bastante escéptica Teresa, ”tengo años escapando de perros, vendedores, guardias
incluso de la policía y de otros delincuentes, si haces lo que te digo saldrás de aquí
y si todo sale bien podre quedarme un rato a hacerle pagar a estos bastardos por haberme
encerrado”, después de declarar victoria anticipada con una cara un poco maléfica
Roku arregló las cadenas para que parecieran estar aprisionándolos aún. Justo cuando
terminó se oyeron un par de voces conocidas acercándose a la entrada.

”Maldita vieja, solo nos dará 300 gil por la chica”, no era otro mas que el sargento
quejándose de lo poco rentable que le salió la idea del agente, ”pero la señora le dijo
que si la chica es bastante bella le dará otros 300” trataba en vano el agente de calmar
a su jefe, ”Ojala que abra bien los ojos esa vieja, sino se los abriré con un cuchillo
para que aprecie bien su cara”. Cuando ambos llegaron revisaron la celda y vieron que
ambos estaban justo como los dejaron, ”Agente, la llave” exigía el sargento al agente
en ese momento Roku esperando la oportunidad y Teresa un poco nerviosa pero alerta a
lo que sucedía, Teresa oye como unos pasos se acercan a ella, ”Bien mudita hoy nos darán
mucho dinero por ti jejejej” se reía el sargento con la ya legendaria cara de pervertido, solamente
acabo de decir esto y sintió como una cadena impactaba su cabeza.
”CORRE TERESA AHORA!!!!” grito Roku tomando las cadenas para encargarse del agente,
Teresa empezó a correr como pudo, el agente trato de detenerla, ella se agacho y el
agente solamente vio como la misma cadena venía directo a su nariz, el agente cayó
noqueado en el momento, Roku empezó a correr cuando algo lo tomo de un pie, el sargento
lo había agarrado y lo hizo tropezar, al oír el golpe Teresa que ya estaba cerca de la puerta
volteó a ver y vio al sargento sacando una pistola, mientras Roku aun no se levantaba,
–Lo va a matar– pensó en ese momento, en una fracción de segundo este pensamiento
paso por su mente –¿Salgo corriendo aprovechando esto?, ¿puedo hacer algo para ayudarlo?–
sin tiempo de elegir una opción corrió de regreso tomo el garrote del agente inconsciente
y trato de golpear al sargento que acababa de sacar la pistola del todo, lo golpeó en la
mano que sostenía la pistola haciéndola volar y afortunadamente no se disparó, el sargento
tomo el garrote quitándoselo a Teresa y lanzándola al suelo, Roku lo ataco con la cadena de nuevo
pero con el garrote en la mano pudo detener la cadena y quitársela a Roku, ”TONTA te di
oportunidad de irte, ¿por que demonios regresaste?” grito Roku sumamente enfadado,
Teresa trato de correr hacia afuera de nuevo, pero la agarro fuertemente el agente quien
acababa de despertar, muy enfurecido la puso en el suelo y se disponía a golpearla,
”TERESA” fue el grito de guerra con el que Roku salto desde donde estaba el sargento,
olvidándose de la cadena le dio una fuerte patada al agente y evito que golpeara a Teresa
”¿Estas bien?” dijo Roku apenas con aire, cuando se escucho un fuerte ruido, Roku cayo en
ese momento ante una asustada Teresa, el sargento con una cara macabra le golpeó con la cadena
en la cabeza, Roku parecía inconsciente, el agente se levanto y jaló fuertemente a Teresa fuera de la celda,
”Maldito mocoso, nos salio mas peligroso de lo que creíamos” dijo el agente con la cara
hinchada mientras escupía un diente, ”Digno del hijo del diablo eh, toma esto maldito engendro”
el sargento pateo repetidamente a Roku mientras este trataba de detener las patadas, aun en el
piso intentaba pelear, el agente le dijo al sargento ”Sargento vamos a entregar la chica, el
enano no se moverá de ahí, lo ha dejado medio muerto”, ”Si tienes razón, me asegurare de
cobrarle otros 300 gil a la vieja, después de todo esto creo que se la daremos muy barata”
Teresa impotente trataba de resistirse en vano a que se la llevaran, los policías reían
como un par de duendes tenebrosos, Roku levanto la cabeza y vio como casi arrastrada
se llevaban a Teresa,”Nooo Maldición’, si me hubieras dejado aqui al menos tu te habrías
salvado, tonta”, Teresa iba llorando mientras los policías la seguían llevando a rastras
–A Roku lo matarán por robar comida, y a mi me venderán como esclava por no poder hablar,
las monjas todos los días me hablaban de un dios que cuida de la gente buena, castiga
a los malos y hace milagros cuando estamos en problemas, nunca lo he visto, pero si permite
esto me estaré llevando el castigo que merecen estos policías SI DE VERDAD EXISTES AYUDANOS
Roku hizo lo que las monjas dicen que haces tu, no merecía esto, yo no merecía esto–
”Agente, ya se, nos debemos vengar de esta niña también, por no ser buena y escapar
mientras ese malcriado nos ataco con la cadena”, ”por que no le pedimos a la señora que
nos deje probar la calidad de su nueva mercanc’ia frente a ella”, Teresa ya aterrorizada
abrió aun mas los ojos y con una expresión perpleja miró al agente, ”Tan inteligente
y sigues siendo agente, creo que has tenido muy mala suerte, dejare que la pruebes tu solo”
miraba con ojos burlones a Teresa, ”Dale una última mirada al idiota que te prometió la libertad
niña” le volteó la cara a la fuerza para que viera a Roku, este levanto su cara para poder
ver a Teresa, ”Maldi..cion..” es lo unico que logro decir Roku quien aun trataba de levantarse
Teresa con lágrimas en sus ojos solo le dijo –No mueras, a..yu..da..mee–. En este momento
todo parece perdido, pero frente a Roku aparece algo, de la nada una pieza dorada con forma
hexagonal esta flotando, los policías se quedan boquiabiertos al ver la brillante luz
que despide el hexágono dorado, Teresa voltea a ver y Roku trata de tocar aquel extraño
objeto, antes de siquiera llegarlo a tocar este desaparece y aparece de nuevo colgando de su cuello
como un amuleto, ”Sa..sa..sa.sargento, ¿que es eso?”,” ni idea pero puede que nos den
mas dinero por eso que por la chica, llevate a la mudita, matare al engendro y los llevaremos
esa cosa dorada también”, el sargento camino con el garrote en la mano dispuesto
a matar a Roku, este con mucha dificultad logro levantarse, el sargento le lanza un
fuerte golpe con el garrote, Roku pone un brazo frente a el tratando de detener el golpe
cuando una enorme placa de metal con forma de hexagono aparece frente al brazo, rompe el garrote
y un par de huesos del sargento, ”AAAAA mi brazo, ¿que demonios le hiciste a mi brazo engendro?”
Teresa y el agente se quedaron perplejos, el agente soltó a Teresa y saco su pistola,
Teresa cayo al suelo y trato de detener al agente, este empujo a Teresa quien cayo un par de metros
detrás del el, tomando su pistola le disparó a Roku, este por instinto puso ambas manos frente a el, y otro
escudo como el anterior apareció frente a el, con forma de hexágono de metal dorado, la bala reboto en el,
en ese momento gracias a que las pistolas aun no guardan mas de un disparo el agente trato de cargar otra
bala en ella, el sargento se desmayo por el dolor de sus huesos rotos, en ese momento Roku
intenta correr y … pudo hacerlo, sus heridas habían sanado extrañamente, salto y le lanzo un golpe
al agente quien seguía ocupado con la pistola, esta vez en el brazo que uso para golpear
apareció puesto un guante de armadura con lo que parecía un yunque con forma de hexágono frente a
los nudillos, el golpe fue 5 o 6 veces mas fuerte que el de la cadena, se veía como claramente los
dientes que aun le quedaban al agente salieron volando, el agente cayo inconsciente y Roku
tomo de la mano a Teresa y se la llevo corriendo, ”sigue me, no creo que nos salgan a buscar
pero no nos quedemos aquí, vamos a uno de mis escondites”. Ambos corrieron tanto como pudieron
y llegaron a una casa vieja y abandonada mientras la gente empezó a reunirse frente a la estación
de policía a ver el espectáculo que era ver a los policías totalmente derrotados
y mutilados. Roku mientras aun corría tomo en su mano el hexágono y se pregunto que era
de donde salió y por que pasaban esas cosas cuando necesitaba protegerse o atacar, es algo
desconcertante, Teresa también se preguntaba que era eso, pensó como posible respuesta
que el dios de las monjas se lo había enviado pero aun era muy pronto para concluir
que esa era la respuesta, que mas les depara a este par de ahora fugitivos, que es ese
hexágono, nos quedan muchas preguntas, –Estoy segura que en el camino encontraremos la
respuesta– fue la única frase que podría responder a estas dudas en este momento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s