libro, Uncategorized

Bless libro 1 (capitulo 4)

Las provisiones

”Atención señores de la agencia central, desde este momento la iglesia
toma toda responsabilidad en la investigación y recuperación del tesoro encontrado
en Sara, desde ahora este caso esta en nuestra jurisdicción” este era el anuncio
de un general de los templarios que desde ese momento bajo las ‘ordenes directas del
papa inicio la búsqueda del Escudo de Ares.

Han pasado 3 días desde el incidente, la casa abandonada donde se esconden Teresa y Roku
parece estar vacía desde afuera, pero dentro de ella aun hay cosas utilizables, una cama
un sillón grande, una pequeña cocina de carbón, y unas cuantas sabanas, lo único que
falta para que sea una casa son provisiones, Roku se levanto muy temprano antes de que
despertara Teresa, ”Maldición desde que ella vino no puedo usar mi cama, y se enoja
cuando me voy a conseguir provisiones por que dice que robar es malo”, salió sin hacer
ningún ruido y empezó su rutina de abastecimiento:

  • Primero se llevo un poco de fruta de la tienda donde conoció a Teresa
  • Luego entra en un establo donde aun no han empezado a trabajar y ordeña una vaca
    (claro se lleva la leche sin hacer ruido)
  • Después pasa por unas plantaciones cerca de la estación de policía (se pasa burlando del
    mensaje de disculpe por las molestias que han pegado en la puerta), y se roba un par de lechugas

Cuando venía de regreso estaba a punto de amanecer, empezó a correr con la mercancía
que llevaba en un par de sacos cuando se le apareció un grupo de personas armadas,
”Esta no es hora para que un niño ande en la calle” le dijo uno de ellos con cara amenazante
”Tampoco es hora para que los idiotas salgan de sus cuevas” le dijo Roku con una cara
similar, ”mocoso insolente, te perdonaremos la vida si nos das todo lo que traes y ese
medallón dorado, no pareces ser de una familia rica, tenemos suerte, nadie te extrañara si
te matamos aquí”, ”Que suerte tengo, jejejeje” los demás se quedaron con una extraña
expresión al oír esto, ”quería probar como funciona esto, pero ahora tengo una oportunidad”,
Roku dejo las cosas en el piso y corrió hacia los bandidos, ellos sacaron sus cuchillos y trataron
de rodearlo como una manada de lobos, trataron de apuñalarlo varias veces pero Roku tenía
años escapando de otros ladrones así que con facilidad logro esquivar todos, el tipo que lo
amenazo quien parecía ser el jefe saco una espada larga y una pistola, Roku ataco a este
directamente, esquivo a la espada que venía hacia su cuello agachándose pero luego tenía
frente a sus ojos la pistola, ”dulces sueños mocoso”,BANG, sonó el único disparo de la
pistola, y Roku quedó inmóvil en el mismo lugar, cuando el humo del disparo se disipo
todos los bandidos quedaron con la quijada colgando, sudando frío y un par de ellos necesitaban
urgentemente un cambio de pantalones, Roku estaba bien y no solo eso, el hexágono dorado
apareció frente a sus manos como en el escape de la cárcel la bala había quedado pegada en
el escudo el cual también rompió la espada del jefe, este al ver la escena se puso mas pálido
que el interior de un rábano, cuando Roku se levanto caminó un poco hacia el y este empezó
a hacer lo siguiente: ”Perdóname por favor!!! era solo una broma, esa bala no era letal”
”¿una bala de plomo, apuntada a la cabeza no es mortal?, creo que debo probar a ver si es cierto”
Roku se acerco a uno de los otros bandidos, le quito la pistola y la apuntó a la cabeza del jefe
”mira, esto también es una broma”, el jefe se quedo helado y medio minuto después se desmayo.
”ustedes que ven atajo de idiotas, larguense y llévense a esta porquería de aquí”, los demás
actuaron de inmediato y desaparecieron entre los arboles como una manada de cerdos salvajes,
Roku tomo el botín y vio la pistola abandonada, la tomo y la lanzó hacia un matorral alejado
del camino, ”¿para que demonios quiero eso?, ahora tengo algo mas poderoso y no tengo que
gastar o robar munición” dijo Roku mientras observaba el amuleto, se fue hacia el refugio,
cuando llego una Teresa con los brazos cruzados y una expresión de enfado lo estaba esperando
dentro de la guarida, –¿Saliste a robar temprano para que yo no me diera cuenta?– le dijo
Teresa con sus manos como siempre, ”Ayer como no me dejaste salir no comimos nada” le dijo
Roku mientras ponía las cosas sobre una caja, ”he tenido que traer el doble de lo que
siempre traigo, cuando no tienes dinero y nadie te da trabajo simplemente no hay de otra”
le dijo Roku con una cara extrañamente tranquila para el, –Te he dicho que robar esta mal,
te llevas sin pagar lo que a otro le costo mucho trabajo– le contesto con la esperanza de
arreglar sus caminos, ”¿dime, como piensas conseguir provisiones tu?, ¿como pensabas
que ibas a vivir aquí cuando saliste del monasterio?” le preguntó Roku un poco hastiado
–bueno, yo, pensé que trabajando de empleada en una tienda..–”¿de verdad creíste que
te iban a contratar aquí estos vendedores tacaños e intolerantes?” Teresa lo ve sorprendida
”Estos idiotas hacen lo que quieren por que tienen dinero, le pagan a mercenarios para que
se roben la mercancía de otros vendedores, cuando pasa un forastero por aquí lo estafan si
es blanco y lo atacan o le echan a la policía si es negro, gitano o árabe, no tienen respeto
por nadie y solo viven para si mismos” Roku con cara muy seria se acerca a Teresa la toma
de los hombros, la ve fijamente a los ojos (poniéndola algo nerviosa), ”Me alegra robarles
a imbéciles como esos, cuando era más joven trabaje para un par de ellos y me ponían a dormir
donde guardan a los perros, me daban sobras de su mesa para comer y siempre me pegaban con
un palo o una escoba si rompía algo por accidente, ahora veo que tienen mas de lo que pueden
consumir, así que me llevo solo excedentes, no le robo al que no tiene”, Teresa no dijo nada
volteó a ver a otro lado, Roku la soltó y comenzó a sacar lo que trajo, ”me imagino que
sabes cocinar ¿o no?”, Teresa se disgusta un poco –¿Quieres que sea tu sirvienta ahora o que?–
”nadie dijo nada de eso, yo salí a conseguir las provisiones, así que cocinas tu, si alguna ves sales
tu a conseguirlas cocinare yo, la cocina aun tiene un poco de carbón no creo que tengas muchos problemas,
si no puedes cocinar lo haré yo, puedes quedarte todo lo que quieras, si consigues trabajar en algún lugar no robare ahí”, –Bien, me parece justo– dijo ella, claro que sabía cocinar ya que en el monasterio le enseñaron (además que los mayores cuidan de los huérfanos mas pequeños ahí) ”esta bien, solo una cosa mas” –¿que?–, ”no espantes moscas invisibles cuando hablas conmigo sabes que te entiendo aunque no hagas seña. PU…”, Teresa le lanzo un recipiente metálico a Roku–No vuelvas a llamar así a la forma en que hablo– dijo Teresa muy enojada, ”Grrr, esta bien apúrate con la comida que tengo hambre, y creo que tu también” dijo Roku mientras se acostó de nuevo levantarse tan temprano lo dejo un poco somnoliento, cuando Teresa estaba a punto de empezar a encender la cocina se detuvo y revisó lo que había en la bolsa, –Roku, todo lo que has traído es para comerse crudo– al ver a Roku dormido decidió comer ella sola, se comió un par de manzanas y tomo algo de leche, le dejo lo demás a Roku, luego se acerco a el y vio como dormía
–Cuando esta dormido no parece que fuera un ladrón, jeje– lo mira fijamente por un momento, luego sale de su letargo un poco nerviosa, –¿por que lo estoy viendo mientras duerme?– y se fue con la cara roja a sentar en otro lado, –no hay nada que hacer aquí, solo sobrevivir, ¿estaré condenada a vivir como el?, ¿de verdad podre vivir aquí siendo muda?– pensando en esto se quedo por un largo rato ambos no sospechaban que una operación militar enorme se estaba armando en el pueblo sin nombre.

Anuncios
Estándar

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s